Nueva evidencia de la relación entre endometriosis e infección.

En NG Clínicas ya dedicamos un artículo en el que se ponía de relieve la posible relación entre  la infección pélvica y la  endometriosis. Destacamos una publicación de 2016 de Khaleque N. Khan, ginecóloga en la Universidad de Medicina de Kioto (Japón). Pues bien, hace unos meses esta doctora publicó, junto con otros científicos, un nuevo trabajo titulado “Hipótesis de contaminación bacteriana: un nuevo concepto en la endometriosis”, que puede verse aquí y cuya conclusión es: Por primera vez se propone un nuevo concepto llamado “hipótesis de contaminación bacteriana” en la endometriosis. Los hallazgos de este estudio en mujeres con endometriosis podrían tener un nuevo potencial terapéutico además del convencional agente supresor de estrógenos.

Muchas de nuestras pacientes de ginecología refieren dolor lumbo-pélvico crónico diario o cíclico, en combinación con un Síndrome Premenstrual de moderado a severo o Trastorno disfórico premenstrual. Un alto porcentaje de estas pacientes además relatarán historia de disfunción sexual por dolor (coitalgias) o por deseo sexual hipoactivo.  En la exploración genital se suele reconocer un proceso inflamatorio/infeccioso de la pelvis que se confirmará en un alto porcentaje de casos con cultivos microbiológicos cervicales/endometriales positivos para bacterias y levaduras. Un número no despreciable de estas pacientes habrán recibido un diagnóstico previo de Endometriosis. Empezamos a establecer puentes entre la inflamación/infección del aparato genital, la endometriosis pélvica y el Trastorno disfórico premenstrual/Síndrome premenstrual severo. 

Sabemos que queda mucho por investigar y averiguar, pero en vista de la buena respuesta clínica que presentan nuestras pacientes de endometriosis a los antiinfecciosos e inmumoduladores bacterianos (antibióticos, antifúngicos, aceites esenciales, etc.), sospechamos que pronto podremos afianzar estas relaciones y cambiar el paradigma etiológico y terapéutico de estas dolencias tan comunes en la mujer y a la vez tan complejas y que cursan con un grave deterioro de la calidad de vida, al afectar a todas las esferas: sexo-afectiva, reproductiva, relacional y laboral.

Conocer  la etiología de la enfermedad hará más fácil establecer pautas terapéuticas eficaces, así que sin duda esta nueva publicación es una buena noticia para las mujeres.

By |2018-11-23T10:24:23+00:0023 noviembre 2018|Gine, menú principal, SPM|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment

Código de Seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.