¿Qué es el Síndrome Disfórico?

El Síndrome Disfórico o, en la nomenclatura más actualizada, Trastorno Disfórico Premenstrual, es un conjunto de manifestaciones psicoafectivas que aparecen sistemáticamente en la fase lútea del ciclo menstrual, es decir, entre la ovulación y la menstruación. Puede asociar o no manifestaciones de tipo físico como las que ya hemos descrito en otros artículos, pero debido a la importancia de la sintomatología psíquica, capaz de inhabilitar gravemente a las mujeres que lo padecen, ha sido objeto de amplios estudios psiquiátricos.

A la luz de los descubrimientos del Dr. Lolas Talhami, el Trastorno Disfórico no es algo diferente del Síndrome Premenstrual, sino simplemente la afectación sintomática de la esfera psicoafectiva con igual causa y tratamiento que los síntomas orgánicos. Si crees que cumples los criterios diagnósticos de Trastorno Disfórico Premenstrual, considera medir el índice de gravedad de tu síndrome para compararte con lo que sufren otras pacientes y, eventualmente, solicitar una valoración para tratamiento.

Las alteraciones premenstruales están tipificadas de forma conjunta tanto en la ya cesante clasificación internacional de enfermedades (CIE-9) con el código 625.4, como en el nuevo catálogo (CIE-10), que entrará definitivamente en vigor el próximo 1 de octubre, con el código N94.3. El manual de la Asociación Americana de Psiquiatría especifica los criterios diagnósticos del Trastorno Disfórico (Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders 5th ed.).

Criterios DSM-5

A. En la mayoría de los ciclos menstruales, al menos cinco síntomas han de estar presentes en la última semana antes del inicio de la menstruación, empezar a mejorar unos días después del inicio de la menstruación y hacerse mínimos o desaparecer en la semana después de la menstruación.

B.  Uno (o más) de los síntomas siguientes han de estar presentes:

  1. Labilidad afectiva intensa (p. ej., cambios de humor; de repente está triste o llorosa, o aumento de la sensibilidad al rechazo).
  2. Irritabilidad intensa, o enfado o aumento de los conflictos interpersonales.
  3. Estado del ánimo intensamente deprimido, sentimiento de desesperanza o ideas de autodesprecio.
  4. Ansiedad, tensión, y/o sensación intensa de estar excitada o con los nervios de punta.

C. Uno (o más) de los síntomas siguientes también han de estar presentes, hasta llegar a un total de cinco síntomas cuando se combinan con los síntomas del Criterio B.

  1. Disminución del interés por las actividades habituales (p. ej., trabajo, escuela, amigos, aficiones).
  2. Dificultad subjetiva de concentración.
  3. Letargo, fatigabilidad fácil o intensa falta de energía.
  4. Cambio importante del apetito, sobrealimentación o anhelo de alimentos específicos.
  5. Hipersomnia o insomnio.
  6. Sensación de estar agobiada o sin control.
  7. Síntomas físicos como dolor o tumefacción mamaria, dolor articular o muscular, sensación de “hinchazón” o aumento de peso.
  • Nota: Los síntomas de los Criterios B y C deben haber aparecido durante la mayoría de ciclos de los 12 meses anteriores.

D. Los síntomas se asocian a malestar clínicamente significativo o interferencia en el trabajo, la escuela, las actividades sociales habituales o la relación con otras personas (p. ej., evitación de actividades sociales; disminución de la productividad y la eficiencia en el trabajo, la escuela o en casa).

E. La alteración no es simplemente una exacerbación de los síntomas de otro trastorno, como el trastorno de depresión mayor, el trastorno de pánico, el trastorno depresivo persistente (distimia) o un trastorno de la personalidad (aunque puede coexistir con cualquiera de estos).

F. El Criterio A se ha de confirmar mediante evaluaciones diarias prospectivas durante al menos dos ciclos sintomáticos. (El diagnóstico se puede hacer de forma provisional antes de esta confirmación, indicando “provisional” después del nombre del diagnóstico.)

G. Los síntomas no se puede atribuir a los efectos fisiológicos de una sustancia (p. ej., una droga, un medicamento, otro tratamiento) o a otra afección médica (p. ej., hipertiroidismo).

By | 2016-12-28T09:57:57+00:00 25 Julio 2014|Gine, menú principal, SPM|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment

Código de Seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.